La corrupción en España

Vemos constantemente en los medios de comunicación presuntos casos de corrupción que afectan tanto al PP (la trama Gürtel con Francisco Correa al frente mientras se beneficiaban Francisco Camps en la Comunidad Valenciana y varios alcaldes del PP en la Comunidad de Madrid o el caso de Jaume Matas en Baleares) como al PSOE (los falsos ERES en Andalucía o Porto Son en Galicia). Es más, hay cientos de casos de presunta corrupción como puede verse en el mapa de la corrupción de España, repartidos por todo el país. Aún así, lo que más me molesta e indigna es la imagen de impunidad que algunos llegan a transmitir, como en el último caso que he visto en los medios, el de un eurodiputado del PP que enmendó una ley al dictado de un ‘lobby’ falso, eurodiputado que dice que no tiene porque dimitir simplemente porque aún no había cogido el dinero, y peor aún, su partido, dice que no actuará contra el eurodiputado a pesar de que le han pillado.

La corrupción ahora mismo ya es difícil de corregir porque está generalizada en la política española y afecta a casi todos los partidos políticos: PP, PSOE, GIL, CIU, PNV, UPN, UM, PAR, PAL,… Todos ellos, por increíble que parezca, tienen supuestos casos de corrupción que están siendo investigados por la justicia. Además, está situación se apoya en tres grandes pilares difíciles de corregir. Por un lado el ser humano es de naturaleza débil, más aún con la educación y la moral que nos rodean, ya que hoy en día se valora más el pelotazo rápido que el trabajo bien hecho. Por otro lado, las tentaciones son muy fuertes, muchas de estas tramas están ligadas a la construcción, un sector que mueve miles de millones de euros. Por último, la recompensa es mucho mayor que el castigo, es decir, las penas son ridículas frente a las sumas que manejan.

Dada la naturaleza humana, unida a la avaricia de unos cuantos, doy por imposible eliminar del todo la corrupción, pero sí creo que es posible reducirla mucho, a un nivel resignadamente soportable, para lo que cual deben cambiarse las leyes actuales en varios aspectos:

  1. Debe haber mucha mayor transparencia para que todo el mundo sepa claramente de donde viene y en que se gasta el dinero público, de modo que sea mucho más difícil que alguien coja dinero sin que se entere la justicia.
  2. La justicia debe ser mucho más rápida y efectiva para evitar que los casos prescriban, como sucede a veces, o simplemente para evitar que lleguen a disfrutar de lo robado, es decir, darse la gran vida, coches, yates, casas, con nuestro dinero.
  3. Endurecer las sanciones para que no sea tan rentable la corrupción. Si alguien es cazado que tenga la sensación de que no es rentable el delito, no como ahora.

Con estos tres cambios seguiría habiendo algunos casos de corrupción pero muchos menos. El problema es que son los políticos los que deben cambiar las leyes y no parecen muy dispuestos a hacerlo. La gran pregunta que todo el mundo debería hacerse es porque el PP y el PSOE, que presumen de ser grandes defensores de la legalidad y de perseguir tenazmente la corrupción, no modifican las leyes para reducir la corrupción cuando es algo que está en sus manos. Pero cuando uno ve que los sospechosos de corrupción no son echados de estos partidos y que incluso siguen yendo en las listas electorales, la respuesta no puede ser más que una, por muy ingenuos que seamos, la tolerancia con la corrupción es enorme, está muy extendida y no quieren que nadie ponga freno a esta situación que tantos beneficios les aporta.

Nuestra única solución, como ciudadanos, es votar a partidos que SI defienden cambiar estas leyes para luchar eficazmente contra la corrupción, como UPyD, más que nunca el #votoutil, que ha hecho de la regeneración democrática una de sus banderas. Debemos tener claro que el PP y el PSOE nunca lo harán porque los beneficios son muchos y controlan hasta tal punto la justicia que tienen una sensación de total impunidad, pero aún está en nuestras manos cambiar esta situación, no votándoles mientras no se limpien de corruptos.

Antonio García Dopico

Coordinador de UPyD Collado Villalba

Anuncios

3 Respuestas a “La corrupción en España

  1. Hay que conseguir un verdadero CAMBIO, no el RECAMBIO de piezas viejas que ya sabemos que no funcionan bien. ¡Ánimo UPyD!

  2. y xk vais a ser vstros dstintos? m lo kreo?

    • No tienes por qué creerlo, pero comprobarlo es fácil, solo tienes que darnos la oportunidad y luego pasarnos cuenta de lo hecho, de eso se trata la democracia y la participación política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s